Primera reunión para cerrar brechas
 

Integrantes del proyecto sobre violencia contra las mujeres “Cerrando brechas” realizaron en Buenos Aires la primera reunión sobre la iniciativa que comenzará en mayo y en la que participan conjuntamente con gobiernos locales y organizaciones de Jujuy y Chaco.

(Buenos Aires, 23 de enero de 2014) – El mes de diciembre de 2014 terminó con una gran noticia: en nombre de un consorcio de 6 organizaciones y gobiernos locales, ELA firmó un Convenio con la Delegación Argentina de la Unión Europea para llevar adelante el proyecto Cerrando brechas: articulación de actores estatales y no estatales para mejorar las políticas públicas de violencia. Se trata de una iniciativa que el Equipo Latinoamericano de Justicia y género (ELA) comparte con la Fundación Mujeres en Igualdad (MEI) y la Comisión Argentina para los refugiados (Asociación CAREF) en Buenos Aires; la Fundación Siglo XXI y el Municipio de San Pedro de Jujuy en la provincia de Jujuy; y el Municipio de Fontana en la provincia de Chaco.

Durante estos días de enero, se reunieron en las oficinas de ELA las socias que se encuentran radicadas en la Ciudad y Gran Buenos Aires. Participaron de la reunión Monique Altschul (MEI); Gabriela Liguori y Paola Cyment (CAREF) y Natalia Gherardi, Cecilia Gebruers, Maia Krichevsky y Paula Rey (ELA). En el encuentro se revisó principalmente las actividades y el cronograma correspondiente a la primera etapa del proyecto que se iniciará en el mes de mayo. El objetivo general de la iniciativa es contribuir a mejorar la implementación de las políticas públicas a nivel local para la prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres a través del trabajo en red de actores estatales y no estatales en municipios seleccionados de la Argentina: Fontana, San Pedro de Jujuy y localidades de Gran Buenos Aires.

Los objetivos específicos del proyecto son: (1) Mejorar la información disponible a nivel nacional y local y contribuir a una mayor concientización sobre la problemática de la violencia de género en sus diversas manifestaciones, a través del trabajo en red de la sociedad civil con actores estatales locales; (2) Mejorar el acceso a la justicia y a los servicios de salud a nivel local por parte de las mujeres (potenciales) víctimas de violencia de género promoviendo su abordaje integral, especialmente de aquellas pertenecientes a grupos en situación de vulnerabilidad como niñas, mujeres migrantes y mujeres indígenas; (3) A nivel local/territorial promover los espacios de diálogo interinstitucional sobre violencia de género, fortaleciendo el rol de la sociedad civil local en el diseño, ejecución y evaluación de políticas públicas en la materia.

Las integrantes del proyecto comparten el entusiasmo de tener la oportunidad de aprovechar sus trayectorias y experiencia en una iniciativa que busca potenciar las capacidades de diversos actores, públicos y privados, que comparten el compromiso con la erradicación de la violencia contra las mujeres.